En el Reporte Coronell, se habló acerca de uno de los temas más polémicos en el país, el caso Uribe. Pues hoy por primera vez se reúnen en la Sala Plena de la Corte Constitucional para dar un veredicto final sobre la situación judicial del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Este caso sin duda ha sido uno de los más controversiales y largos en la historia del país en donde a Uribe se le están imputando los delitos de presunto soborno de testigos y fraude procesal.

Esta decisión está en manos de 9 magistrados que deberán establecer si otorgan o no una acción de tutela interpuesta por el líder del Centro Democrático y que ya fue rechazada  por el Tribunal Superior de Bogotá. Con esta tutela Uribe busca quitarse la condición de imputado que le puso un juez.

Cabe recordar que la condición de imputado ya le había sido impuesta cuando Álvaro Uribe renunció al Senado y de esta manera pudo escapar de la jurisdicción de la Corte Suprema y su caso paso a manos de la Fiscalía, órgano de control que está altamente influenciado y manejado por el gobierno.

En caso de que la tutela sea concedida al expresidente, “la Corte Constitucional le estaría dando a la Fiscalía un cheque en blanco para que archive el caso sin tener que pasar por un juez. Es decir el Fiscal/defensor Gabriel Jaimes, quedaría con la facultad de concluir abruptamente la audiencia de preclusión que se adelanta actualmente y que tantas verdades está revelando y cerrar el proceso a favor del expresidente”, dijo Coronell.

Además de esto uno de los expresidentes de la República se sumó a la lista de quienes están a favor de que este caso sea cerrado y Uribe pueda seguir con su condición de intocable, se trata de Cesar Gaviria, “quien está pidiendo que se vote como le conviene a Álvaro Uribe”.

“Gaviria no invoca razones jurídicas sino totalmente políticas y de conveniencia. De acuerdo con su tesis, si Uribe es procesado todos los expresidentes de Colombia podrían terminar en la cárcel (…)”, explicó Coronell.

Hasta el momento la votación de este caso va con 4 a favor 4 en contra y uno indeciso, que sería quien definiría el futuro de la situación judicial del expresidente. Los magistrados que están a favor de que el expresidente continúe siendo procesado por los cargos que se le imputan son, Alejandro Linares, el ponente, el magistrado penalista José Fernando Reyes.

En este grupo están dos magistradas que en pocas ocasiones logran ponerse de acuerdo, pero en este caso parecen compartir su concepto en contra de la tutela, se trata de la conservadora Cristina Pardo y la liberal Diana Fajardo. En cuanto al otro grupo de magistrados que están a favor de que este caso se cierre están:

La magistrada Paola Meneses, quien según Coronell, llegó a la Corte por haber sido compañera de colegio de Duque, Gloria Ortiz, quien fue elegida por la Corte Suprema y es también muy cercana al actual Gobierno.

A este grupo se suma el magistrado Alberto Rojas Ríos quien vive bastante agradeció con el gobierno de Iván Duque  y se cerraría este cuarteto con Antonio José Lizarazo, quien se ha caracterizado por votar por quien más poder tenga, “quien más poderoso que Uribe”.

De este grupo queda faltando uno, el indeciso, el magistrado conservador Jorge Enrique Ibáñez, quien es compañero de estudios del defensor del expresidente Uribe, Jaime Granados. Sin embargo Ibáñez no ha definido nada aun, parece que no está convencido con los argumentos de la ponencia de Alejandro Linares.

“Pero, en cambio, está prácticamente seguro de que la tutela es improcedente porque Granados, su antiguo compañero de pupitre, la embarró -por decirlo de la manera más suave- retirando la impugnación del fallo de primera instancia”, manifiesta Coronell.

De ser así, el magistrado Ibáñez a la hora de votar estaría optando por la decisión de que Uribe continúe en su condición de imputado, de lo contrario se le estaría otorgando impunidad absoluta al expresidente. Hay gran presión para que esa decisión se conozca hoy, pero otros dicen que este proceso se seguirá dilatando.

Fuente W Radio.

Categories: Judicial