Los cabildantes manifestaron su molestia por el sueldo tan reducido que tienen, algo que no ha generado muy buenas reacciones entre la gente.

Durante el Primer Encuentro de Concejales del Eje Cafetero y Antioquia, que reunió a 110 cabildantes de la región para abordar varios temas, uno de los puntos centrales fue sobre sus salarios y como mejorarlos, así como también las garantías legales que existen para ejercer este servicio público, tales como la ‘necesidad’ de tener un salario definido, en lugar de los honorarios que reciben por cada sesión asistida.

Édgar Alberto Polo Devia, director ejecutivo de la Federación Nacional de Concejos Municipales y Concejales de Colombia, Fenacon, explicó: “El encuentro tiene como objetivo hablar sobre algunos temas de región, fortalecimiento de los concejos municipales y el respaldo a los concejales de Colombia en vista de la desigualdad que existe frente al ejercicio de estos servidores públicos, pues no cuentan con un salario definido, ganan menos de un salario mínimo, únicamente honorarios por asistencia y si no van por alguna razón justificada no reciben ese dinero”.

Apoyando las palabras de Polo Devia, Edna Lorena Rincón Sánchez, concejal de Calarcá e integrante de la junta de Fenacon, afirmó: “Con respecto a la situación económica, la única forma de recuperar la sesión a la que no se haya asistido o generar un ingreso adicional es cuando el alcalde del municipio cita a sesiones extraordinarias, pero la mayor parte de nosotros tenemos que dedicarnos a otras labores para poder responder con los gastos propios y de nuestras familias”.

La concejal también dijo que en muchos de los casos cuando hay que desplazarse a otras ciudades, como en este caso para los demás asistentes, no hay auxilios de transporte, el pago que les realizan no cubre seguridad social, solo se hace un aporte del 75 % a la pensión y debe ser el servidor público quien debe pagar el porcentaje restante y el costo de los viajes, por lo que llegó a justificar la corrupción con una frase: “Como dijeron una vez en el Congreso, la corrupción inicia desde el momento en que a usted no le pagan bien”, reiteró la concejal Rincón.

Otra de las declaraciones más importantes vino por parte de Arley Becerra Alonso, presidente del concejo municipal de Calarcá, quien declaró: “La gran mayoría de los concejales que estamos presentes en el evento son de municipios de cuarta, quinta o sexta categoría, que no reciben ni un salario mínimo, razón por la cual en estos momentos cursa en el Congreso de la República nuevamente el proyecto de Ley que nos permita mejorar las condiciones laborales;

Generalmente se hacen comentarios sin siquiera tener bases de la realidad, cuando lo único que hacemos es gestión para nuestras comunidades”.

Categories: Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *