La pareja, que tenía 62 años de casados, residía en la ciudad Artur Nogueira en el estado de São Paulo, en Brasil.

Antônio Manuel Emboava, de 83 años, y María de Lourdes de Paula Emboava, de 76 años, dejaron 10 hijos, 27 nietos y 26 bisnietos, tras contraer el virus de la pandemia que les arrebató la vida, a ambos, el mismo día. “Crecieron juntos, se casaron. Ni la muerte separó a mi madre y a mi padre, mira qué lindo. El mismo día fueron los dos. Eso fue Dios”, señaló una de sus hijas.

Al parecer, la pareja contrajo el virus cuando un amigo que tenía síntomas de gripe, y posteriormente confirmó tener Coronavirus, los visitó. De este modo, los esposos que poseían comorbilidades como bronquitis, hipertensión arterial y diabetes, se contagiaron.

Por su parte, Antônio duró 6 días en el hospital, y María de Lourdes estuvo un día en la sala de emergencias hasta que fue trasladada al centro de salud donde estaba su esposo, donde ambos murieron, él, alrededor de las 05:30 de la mañana del 28 de septiembre, y su esposa, a las 06:30 de la tarde de ese mismo día.

Así las cosas, como su caso, hay otros alrededor del mundo; en Salisbury, Carolina del Norte, Estados Unidos, una pareja de 48 años de casada falleció el mismo día por complicaciones en torno a Covid-19; y en Bérgamo Italia, los esposos Severa Belotti, de 82 años, y Luigi Carrara, de 86 años, que estuvieron juntos por más de 60 años, también murieron en las mismas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *