Coronell no escondió su descontento con lo ocurrido con el presidente Duque y la supuesta «jugadita» que la alcaldesa de Bogotá le habría hecho.

El episodio de la «silla vacía», protagonizado por el presidente Ivan Duque, sigue generando reacciones, dónde, aunque muchos han criticado el poco interés a mostrar respeto hacia las víctimas, algunas personas han adjudicado el hecho a un acto deshonesto por parte de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien se habría encargado de que el mandatario fuese protagonista de la jornada debido a su ausencia.

Recordemos que todo parte luego que López programara una jornada de perdón y reconciliación público como muestra de respeto hacia las familias de los fallecidos en los últimos días durante las protestas, al igual que a los familiares de Javier Ordóñez, el abogado que fue asesinado durante un procedimiento por parte de varios miembros de la Policía Nacional.

Aquel evento terminó siendo sumamente mediático, más no por la forma en que se buscó reparar a las víctimas y detener el estigma hacia los uniformados, sino por una fotografía en la que se ve la silla que fue apartada para el presidente Duque, al lado de un antibacterial, detalle que para muchos sirve como metáfora de su disposición a «lavarse las manos» en situaciones como esas.

Sin embargo, lo que parece un claro desplante ha sido rechazado por muchas personas, ya que al parecer el mandatario había delegado a alguien en su nombre ya que no podía acudir al evento, no obstante, su nombre apareció en la silla y generando una oleada de críticas en su contra; es por ello que muchas personas se han ido en contra de Claudia López, a quien acusan de orquestar aquella escena para desprestigiar al jefe de Estado.

Entre las personas que criticaron a López se destaca el periodista Daniel Coronell, quien, pese a sus diferencias políticas con el presidente Duque, terminó por defenderlo al explicar que si la fotografía de la «nueva silla vacía» se generó por decisión de la mandataria buscando afectar la imagen del mandatario, significaría una falta grave por la que debe pedir disculpas de inmediato, más aún teniendo en cuenta la coyuntura en la que se dio.

“Marcar una silla vacía para subrayar la ausencia del presidente Iván Duque es un acto deshonesto que ensucia el propósito de una ceremonia de perdón. Si eso sucedió por orden de la alcaldesa Claudia López, ella debe reconocerlo y pedir perdón”, comentó Coronell en su cuenta de Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *