Aunque en su momento muchos dijeron que la alcaldía de Gustavo Petro en Bogotá había sido fallida y demás, hoy, seis años después, la justicia le dio la razón. El Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenó a la DIAN indemnizar a la empresa Aguas de Bogotá por el decomiso de 22 camiones compactadores de basura, al considerar que fueron confiscados de manera irregular.

Primero pongamos un poco de contexto. Los camiones fueron confiscados en marzo de 2014, cuando se dijo que no cumplieron con los trámites referidos a finales de 2013 para su tránsito y permanencia en el país. Para ese mismo momento, Colombia atravesaba por el Paro Agrario, por lo que los plazos para reexportación de los vehículos no se podían cumplir,  y aunque la Alcaldía lo dio a conocer en ese entonces, y la DIAN tenía conocimiento del tema, continuaron con la solicitud sin alargar el plazo. 

Pues bien, actualmente el Tribunal le dio la razón a la Alcaldía de Bogotá y determinó que la DIAN se equivocó.

Considera la autoridad judicial que la DIAN tuvo conocimiento con antelación al vencimiento del plazo para reexportar los vehículos, por lo que no se podía cumplir con ese plazo dadas las condiciones de orden público.

En conclusión, el Tribunal ordenó a la DIAN, que debe entregar los vehículos en las mismas condiciones en que fueron decomisados. Eso sí, en caso de no ser posible entregarlos en las mismas condiciones, por el transcurso del tiempo, y demás factores; deberá hacer el pago del valor en que fueron avaluados al momento de su decomiso.

Hay que recordar que en 2015 la Procuraduría General destituyó e inhabilitó al entonces alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, por irregularidades en la adquisición y contratación de los camiones de basura para la ciudad. Sin embargo, con esta nueva decisión queda claro que no todo fue un fracaso en dicha administración, como algunos lo han querido mostrar. 

Categories: Bogotá