Según el informe que presentó el Banco Mundial, en donde se evaluaron como ha sido el plan para reducir la desigualad, los altos índices de pobreza,  mejorar las condiciones de vida de sus habitantes y que metas se ha puesto Colombia para combatir en estos diferentes ámbitos. El informe dice que el país está entre los más desiguales a nivel mundial.

Incluso antes de la pandemia, en el año 2019 el nivel de desigualdad  de Colombia, medido por el coeficiente de Gini y obtuvo uno de los más altos de los países de la Ocde y este impacto ha aumentado desde que llegó la pandemia y esto ha generado que alrededor de 4 millones de colombianos cayeron en pobreza.

Según el informe del Banco Mundial, a Colombia le tomaría alrededor de tres décadas o más para poder reducir los niveles de desigualdad que han azotado a la ciudadanía. Sin duda alguna el principal reto, de acuerdo el informe, “Colombia tiene una de las tasas d persistencia de desigualdad más altas entre una generación y la siguiente”.

También señalaron que en el caso de Colombia la contribución de la educación de los padres a los ingresos de los hijos es mayor que en países con niveles  de ingresos similares. Otro punto que se relaciona con la influencia positiva del nivel educativo de los padres en los hijos.

De los 146 países que están incluidos en la Base de Datos Mundial sobre Movilidad Intergeneracional del Banco Mundial del Banco Mundial, Colombia se ubica en el puesto 122 en la persistencia de la educación generación tras generación y el nivel en movilidad educativo es igualmente bajo.

Mark Thomas, el director del Banco Mundial para países como Colombia, México y Venezuela en la presentación de este informe aseguró que, “Colombia es uno de los países en que la desigualdad es más persistente de una generación a otra, donde la educación e ingreso de los padres determinan en mayor medida que en otros lugares”, explicó.

También se señaló que además de la desigualdad en materia de ingresos y educación, hay otros sectores sociales que también afectan de manera negativa y afecta de manera directa  unos grupos en específico ya que los índices de pobreza son significativamente altos en las comunidades indígenas, afro y en los hogares rurales y de familias migrantes.

En el informe se especifica que “un colombiano que nazca en el depto. del Chocó tiene muchas más probabilidades de nacer en pobreza que uno nacido en la ciudad de Bogotá “, también mencionaron la gran brecha de género que hay, pues una mujer tiene  1,7 veces más probabilidades de estar en desempleo que un hombre.

La economista senior del Banco Mundial, María Eugenia Dávalos, aseguró que la pandemia ha traído consigo una serie de choques que tienen la posibilidad de exacerbar desigualdades y esto golpea a las familias con menores ingresos.  

Fuente Portafolio.

Categories: ECONOMÍA