El día de ayer, 17 de febrero, el precandidato presidencial, Sergio Fajardo fue víctima de un sabotaje político en la Universidad Tecnológica de Pereira.

Sergio Fajardo se encontraba en la institución educativa para dar cumplimiento a una charla como parte de su campaña electoral. Justamente, había sido invitado por un grupo de jóvenes que querían discutir sobre la situación en el país.

Fajardo estaba además con las personas más cercanas a su campaña, cuando fue sorprendido por la explosión de una papa bomba que detonó a unos cuantos metros de él. Justo en el momento en el que el antioqueño detuvo su paso, un grupo de cuatro hombres encapuchados se le acercaron para exigirle que dejara inmediatamente la institución.

Aunque Fajardo buscó dialogar con los sujetos, estos no dieron su brazo a torcer y lo escoltaron hasta la salida del plantel. Una de las personas de la campaña del precandidato resultó levemente herida, pero ninguno ha catalogado la situación como un atentado, sino como una intimidación política.

Sobre el tema, el mismo Fajardo escribió: «No nos detendremos, nos reencontraremos con los estudiantes de la UTP en otra ocasión. Las universidades deben ser lugares de encuentro, de debate, de argumentos e ideas; nunca de la violencia o de la opresión».

También aprovechó la oportunidad para repetir que la educación pública sigue siendo una de sus apuestas. «Sigo firme en la apuesta por la educación, en particular por la pública. Mi convicción ha sido, es y será la educación como motor de la transformación social. En resumen: la educación es la revolución», comentó.

Categories: Política