La decisión fue tomada por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia luego que Uribe renunciara a su cargo de senador de la República.

La investigación que lideraba la alta corte, pasó a la justicia ordinaria con el expediente No. 45110, el cual vincula al exsenador con las masacres de El Aro, San Roque y La Granja, cuando Álvaro Uribe era Gobernador del departamento de Antioquia.

Según la investigación, hubo una “presunta conformación, promoción o financiación, a mediados de los años noventa, de una estructura armada organizada al margen de la ley, en el nordeste antioqueño” la cual utilizaba la Hacienda Guacharacas como punto de operación, una propiedad que estaba a nombre de la familia Uribe Vélez.

Sin embargo, luego que el expresidente renunciara a su puesto en el Congreso, la Corte perdió su competencia para continuar investigando a quien consideran que tiene responsabilidad en las agresiones de las que la población de Ituango fue víctima durante los años noventa. Igualmente, al exsenador se le vincula con el homicidio del defensor de derechos humanos, Jesús María Valle Jaramillo.

Ahora, la justicia ordinaria se hará cargo de tal proceso contra Uribe, el fundador del Centro Democrático; “esta determinación se adoptó por unanimidad en razón a que la Sala Especial de Instrucción no encontró reunidos los requisitos señalados en el parágrafo del artículo 235 de la Constitución Política para continuar conociendo de este asunto, de ahí que, por competencia, lo remita al Fiscal General de la Nación”, comunicó la Corte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *