A través de una acción de inconstitucionalidad el grupo de Veeduría Ciudadana por la Verdad pretende tumbar la ley 2064 del 2020, con el cual fue aprobado el proceso de vacunación nacional que actualmente se adelanta.

Las jornadas de vacunación que actualmente se desarrollan en Colombia no han sido ajenas a las polémicas. Sumándose a todas las críticas que se le han hecho por la poca cantidad de dosis del medicamento que fueron adquiridas por la Nación, y la poca efectividad en su distribución, ahora la Veeduría ciudadana busca que sean suspendidas por considerarlas peligrosas.

Según explicaron a El Espectador, la acción de inconstitucionalidad fue presentada contra la ley aprobada el año pasado por el Senado debido a que no cumple con las garantías necesarias para su correcto desarrollo y estaría poniendo en peligro a la población.

Entre los motivos que llevan al colectivo a considerar peligro en el plan nacional de vacunación está el hecho que las farmacéuticas están exoneradas de los efectos adversos que tenga la vacuna.

“Encontramos que la Ley 2406 resulta polémica desde el punto de vista político y social debido que exonera a las farmacéuticas de los efectos adversos de las vacunas. Por lo tanto, esto va en contravía de garantizar el derecho a la vida de los pacientes que decidan voluntariamente inmunizarse”, explicó la Veeduría.

Así entonces consideran que el Gobierno dio vía libre al uso de una vacuna que tuvo un desarrollo muy rápido y que probablemente no sean seguras para las personas, tomando como ejemplo casos como el de Noruega en donde fallecieron 23 personas de la tercera edad, sin embargo, aún es discusión la responsabilidad del medicamento en las muertes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *