El episodio ha despertado la indignación de la gente por la inseguridad en el mundo, al punto de afectar hasta las clases virtuales.

Un curioso e indignante caso de robo ocurrido en Brasil generó preocupación en todo el planeta por los niveles de inseguridad que se denuncian desde varios países a causa de la pobreza producida por la pandemia, afectando no solo las actividades al aire libre, sino además hasta las tareas realizadas puertas adentro.

La víctima del robo fue un profesor de la universidad de San Pablo, en Brasil, quien fue víctima del violento ataque por parte de un desconocido que ingresó a su casa y lo encaró mientras el docente daba una clase virtual por medio de Zoom, quedando grabado todo el angustiante momento.

Según informó el diario brasileño Folha de S. Paulo, la víctima del robo fue identificada como Mario Cándido Santos, un profesor del área de contabilidad de la institución universitaria y quién es uno de los docentes más destacados tanto por sus colegas como por sus propios alumnos.

El profesor Cándido Santos, al igual que sus colegas en todo el mundo, ha tenido que adaptarse a las condiciones impuestas por la pandemia, migrando a las nuevas tecnologías y especialmente a las clases virtuales para no detener los procesos educativos. Sin embargo, el maestro no se esperaba ser sorprendido en su casa mientras daba clase por un grupo de 6 ladrones que irrumpieron en su casa el pasado 4 de noviembre.

Percatandose que el profesor estaba presente en la casa, los bandidos decidieron tomarlo como rehén mientras buscaban los objetos de valor en toda la casa, al tiempo que la conferencia en Zoom seguía transmitiendo y registrando todo el robo en tiempo real, mientras los alumnos eran testigos de lo ocurrido contra su profesor.

«Esto es un atraco. Vamos a limpiar tu casa. ¿Dónde está tu hija? ¿Dónde está el dinero? ¿Y dónde están el resto de las cosas?”, fueron las frases que uno de los ladrones le hizo al profesor, a quien se nota que habían estudiado minuciosamente ya que además lo llamaban por su nombre mientras lo robaban, dando muestras de un seguimiento de varias semanas.

Vea aquí el video del tenebroso momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *