La actriz hizo una reflexión sobre la forma en que se maneja el poder en el país, sin embargo, su opinión causó molestias en el medio en el que se publicó el texto.

Con el título de ‘Dilema ético’, la actriz y presentadora Margarita Rosa de Francisco, publicó, para el diario El Tiempo, una columna en la que hace una reflexión sobre lo que ha sido desde su punto de vista los distintos presidentes de Colombia y cómo estos tienen muchos puntos en común, por lo que culpó de ese fenómeno al poder económico encargado de supuestamente hacer elegir presidente.

De Francisco hace una mención muy llamativa al “Innombrable”, como una persona con el poder suficiente para hacer leyes a su medida y financiar las campañas de quien se ajuste mejor a sus intereses. Sin embargo, esa persona no es el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien suele ser llamado así por algunos sectores de la oposición, sino alguien dentro del mundo empresarial.

“¿Cómo no pensar en personas más innombrables que “el innombrable”, dueños de todo el país, que financian las campañas de presidentes como el que hoy nos malgobierna? ¿Cómo no empezar a gritar que no es “el que diga Uribe”, sino el que diga el más innombrable e intocable de todos, ese que alguna vez se ufanó de mandar a confeccionar leyes a su medida?”, comentó De Francisco.

No obstante, la columna causó gran malestar al interior del diario, al punto que el texto fue publicado junto con la respuesta de Luz Ángela Sarmiento, directiva de la Casa Editorial El Tiempo e hija del empresario y dueño del medio Luis Carlos Sarmiento Angulo, en la que afirma que lo escrito por la actriz está lleno de términos injuriosos en contra de su padre.

“Es inaceptable cuando lanza falsas acusaciones contra mi padre (…) Qué fácil es echar aspersiones al viento, hablar de ‘algún día’ ¡sin tener que probar, o seriamente argumentar nada! O cuando habla del ‘monopolio abusivo del sistema bancario’. Eso tristemente solo demuestra una gran ignorancia de los componentes del sistema bancario en Colombia, de sus regulaciones y funcionamiento”, respondió Sarmiento.

Finalmente, la respuesta termina en que De Francisco puede seguir publicando sus opiniones en el diario cuando quiera, pero invitando a que no se entreguen frases difamatorias o acusaciones que no pueden ser verificadas. Sin embargo, no deja de llamar la atención la molestia que causó la columna pese a que en ella en ningún momento se mencionó a Luis Carlos Sarmiento Angúlo o alguno de sus negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *