Pese a la decisión del presidente Duque de levantar la cuarentena desde este martes 1 de septiembre, el departamento cesarense dará continuidad a sus medidas de restricción.

Aunque el proceso de la “nueva normalidad” arrancó el día de hoy en todo el país, luego de levantarse la cuarentena por orden del presidente Iván Duque, la ciudad de Valledupar, junto con las autoridades departamentales, ha decidido continuar con las medidas de aislamiento y de restricción de movilidad en sus calles, buscando evitar que sus ciudadanos interactúen antes de que el país llegue al pico de contagios.

La decisión por parte de la Gobernación se da a modo de proteger la salud de todos sus habitantes y de los problemas que enfrentaron los servicios de salud en las últimas semanas, razón suficiente por la que se decidió extender las medidas preventivas hasta el 15 de este mes, fecha estimada por algunos expertos como un plazo prudente para esperar el punto más alto de contagios que, pese a la disminución registrada en los últimos días respecto al número de casos positivos, podría subir dentro de poco.

En conjunto con el Ministerio del Interior, los gobiernos municipales lograron autorizar un nuevo decreto en el que se ignora la decisión nacional y extiende gran parte de las restricciones que se han aplicado en la mayor parte del año. Según advierten varios medios nacionales, la decisión se da en gran parte por los más de 10 mil casos de contagios que se han presentado en el departamento.

«Hemos tomado nuevas decisiones para preservar la vida de los ciudadanos, por eso seguirá vigente el pico y cédula que se continúa aplicando al comercio, en las entidades bancarias, entre otras diligencias. Además los ejercicios al aire libre continuarán reglamentados por horarios», señaló el Secretario de Gobierno Municipal Luis Galvis, aclarando que algunas excepciones seguirán siendo aceptadas.

Aunque la decisión ha sido aplaudida por un buen número de ciudadanos, los comerciantes de Valledupar y de otros municipios han expresado su inconformismo, explicando que, pese a los planes pilotos anunciados por el Gobierno Nacional y las medidas de bioseguridad que muchos establecimientos han aplicado de forma estricta, continúan sin que se les preste una alternativa para activar sus ventas.

«Estamos esperando desde el pasado mes de julio, los planes piloto de reapartura, y parece que hay mucho desconocimiento del tema, ya los protocolos de bioseguridad están dados porque seguimos operando bajo domicilio, pero hay que recordar que hay decenas de trabajadores que desean volver», señaló el propietario de un restaurante en la capital del Cesar.

Lea información al respecto aquí.