Este viernes la Procuraduría lanzó un comunicado en el que pide abstenerse de pronunciar su posición, bien sea a favor o en contra, frente algún proceso que se adelante. 

Por ahora los ojos están en Medellín, más específicamente en su alcalde,  y por ello la Procuraduría General de la Nación,  en el comunicado que publicó este viernes, le solicitó a los servidores públicos inhibirse de participar a favor o en contra de la revocatoria de Quintero, o incluso de promocionar el abstencionismo.

Ellos, como servidores públicos, deben abstenerse de “presionar subalternos para el apoyo de campañas, utilizar los elementos del servicio público o información reservada para las actividades del proceso electoral”.

La entidad estatal pidió a distintos funcionarios públicos evitar  intervenir en actividades y controversias políticas. En cambio, los insta a observar con la conducta establecida dentro de los límites de la Constitución.

Por otra parte, aún cuando el mismo Ministerio Público reiteró el cumplimiento de las normas de la Procuraduría, que como se ha explicado,  piden abstenerse de utilizar la autoridad para ponerla al servicio de una causa política. Los comentarios frente al tema no tardaron en aparecer.

Iniciando con el propio Quintero que escribió en su cuenta de twitter » Acabo de ser informado por la Procuraduría General de la Nación que no puedo pronunciarme ni hacer campaña en contra de la Revocatoria, qué pretenden”.

Incluso el senador Roy Barreras, a través de un trino, calificó la medida de la procuraduría como » una censura atrabiliaria de un órgano de control al servicio del uribismo» enfatizando en el daño, que según él, le ha hecho Duque al país.

Categories: Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *