El menor fue el único sobreviviente del aparatoso accidente en el que fallecieron sus padres y su niñera.

Aunque la madre del niño, Mayerly Díaz, no logró salir con vida, pudo hacer que su hijo sobreviviera al evitar que sufriera heridas graves cubriéndolo con su cuerpo; por ende, pese a que el menor fue encontrado bajo las latas de la aeronave, los paramédicos explicaron que la forma en que su madre lo protegió durante el impacto, es lo que le salvó la vida.

“En una emergencia, a los niños tenemos que colocarlos entre las piernas, inclinarlos hacia adelante para darles la mayor protección. Aparte de eso, pues la protección de su mamá a su hijo tuvo que haber influido para que este menor no presentara tanta lesión que fuera vital para él”, explicó para Noticias Caracol, el director del CRUE de Cundinamarca, Javier Figueredo.

Posteriormente, el menor fue trasladado a la Fundación Santa Fe, en el norte de Bogotá, donde justamente trabajaba como cirujano su padre, Fabio Grandas, quien era conocido por prestar servicios de salud en territorios apartados del país.

Por otra parte, aún se desconocen las causas del accidente de la aeronave que esperaba aterrizar en Guaymaral, pero terminó estrellándose en Novilleros, Cundinamarca, donde habitantes del lugar llegaron y comprobaron que los tres adultos, Mayerly Díaz, Fabio Grandas y Nuris Masa (niñera del menor), estaban sin vida.

Mientras tanto, el menor continúa recuperándose de varios traumas en su abdomen y pecho; ahora, la familia de sus padres se hará cargo de él y su hermana, quien también es menor de edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *